¿Qué es apostatar?

apostatar.

(Del lat. apostatāre).

1. Negar la fe de Jesucristo recibida en el bautismo.

Tal y como indica el diccionario de la RAE, el acto de apostatar o apostasía implica renunciar a la fe católica, a la Iglesia y a todos sus preceptos. Así la define también el canon 751 del Código de Derecho Canónico. En la práctica, significa anular el sacramento del bautismo, por el que se nos declara católicos de facto, y romper todo lazo con la Iglesia católica. Además, y sobre todo, apostatar es un derecho que tiene cualquier católico en base a la libertad de culto que recoge la Constitución Española y, como tal, se puede ejercer con total libertad. Por otra parte, la Ley Orgánica 1/2002 del 22 de marzo, que regula el Derecho de Asociación, estipula que “nadie puede ser obligado a constituir una asociación o a permanecer en su seno”. Incluso el propio Código Canónico señala en sus cánones 1.086 y 1.024 que la apostasía se debe realizar mediante acto formal. De ello se desprende que apostatar no es ninguna tontería inventada por cualquiera sino que son la propia Iglesia Católica y nuestra Constitución las que regulan dicho acto.

Hoy día, la cifra de ateos, agnósticos y católicos no practicantes es muy alta. Muchos ciudadanos fuimos bautizados por el mero hecho de haber nacido en un país con determinadas costumbres. Es algo que no pudimos decidir en su momento y que nos ha obligado a formar parte de una institución que, por una razón o por otra, simplemente no nos representa. Apostatar es para muchos la opción lógica y coherente para acabar con los lazos que les unen a la Iglesia Católica. Sin embargo, apenas hay información disponible sobre el tema y muchos no apostatan por no saber cómo se hace, por creer que es un trámite complicadísimo o por desconocer que pueden ejercer este derecho.

Aquí puedes resolver tus dudas sobre por qué apostatar y aprender cómo hacerlo de forma muy sencilla.

Anuncios

26 pensamientos en “¿Qué es apostatar?

  1. Hola. Ante nada felicitaros por la web. No me planteo apostatar personalmente pero creo que es bueno que existan estos canales para dar esta información y, porque no, también debatir sobre el tema. De hecho, yo soy católica practicante (sí, una rara avis hoy en día), y el tema de la apostasía me interesa desde el punto de vista teórico, más que nada porque tengo amigos o conocidos que se lo han planteado y yo me preguntaba qué sentido tenía “darse de baja” del Bautismo. Después de haber leído vuestra web, me parece que lo proponéis, es decir, la apostasía, es sobretodo un acto simbólico, como tal lo respeto y entiendo la importancia que puede tener para personas que sienten un rechazo hacia la Iglesia (cosa que, desgraciadamente, y debido a los hechos muchas veces negativos que acompañan públicamente a la Iglesia también entiendo). Ahora bien, por mis conocimientos (personales y reducidos, claro está) de teología y de religión católica en general, creo que intentar abandonar la iglesia “anulando” el Bautismo no tiene demasiado sentido, ni teórico ni práctico. Me explico: el Bautismo es un sacramento a través del cual entramos a formar parte de la comunidad católica, de la Iglesia, como recién nacidos, es algo que obviamente deciden los padres o sus tutores legales y desde un punto de vista religioso profundo se entiende más bien como una invitación de los padres o tutores para que esa persona forme parte de la comunidad católica, algo que la persona tendrá que reafirmar -o negar- cuando se haga adulta. La Confirmación es precisamente eso, el sacramento a través del cual la persona adulta (no desde un punto de vista legal, ya que se recibe normalmente a los 17 años, pero sí adulta en términos de maduración física e intelectual), como decía, en la Confirmación la persona adulta tiene la oportunidad de decir que sí, que acepta la fe a la que le invitaron sus padres, que la considera como propia. El Bautismo es sólo una de las muchas creencias e ideas que recibimos de nuestros padres como parte de nuestra educación, y que luego como personas adultas podemos “confirmar” o rechazar. Por poner un ejemplo, si nuestros padres fueron vegetarianos quizá nos enseñaron de pequeños que no hay que comer carne de animales, pero de mayores podemos cambiar de opinión. En ese sentido, creo que si una persona no ha vivido nunca como católica y no ha recibido ningún otro sacramento (o incluso si los hubiera recibido pero en un momento determinado decide dejar la fe), en este sentido decía, creo que la “renuncia” a la fe católica ya ha quedado suficientemente demostrada tanto para uno mismo, como para su entorno, como para la misma Iglesia. Sólo forman parte de la Iglesia aquellos que quieren formar parte de ella. Sin estar 100% informada, creo que esto de que contabilizan como católicos todos aquellos que han sido bautizados no ha sucedido nunca. Desde un punto de vista teológico sería una tontería, ya que sólo pueden ser católicos aquellos que quieren serlo, nada más.
    Dicho esto, repito que entiendo el valor simbólico de la apostasía, y respeto totalmente a aquellos que quieren apostatar, pero pienso que las reflexiones que he hecho, valorando el sentido teórico o práctico de dicha apostasía, pues pienso como decía que estas reflexiones también pueden ser de algún valor para que las personas que decidan apostatar entiendan de un modo más completo qué están haciendo. Muchas gracias, suerte y felicidades de nuevo.

  2. Gracias por una respuesta tan respetuosa. Sin duda es interesante todo lo que comentas, pero quizá tu perspectiva sea la de alguien creyente que no ha perdido la fe ni siquiera en la Iglesia. Y ojo, esto es muy lícito, no estamos aquí para criticar las creencias de nadie.
    Pero entiende que la gente necesite apostatar, más allá de registros o simbolismos. Aparte de “causar baja” (porque sí, la Iglesia sí usa esos datos de bautizados), es tan sencillo como mostrar tu rechazo ante una fe que no te corresponde, ante una institución como la Iglesia que ataca SIN RAZÓN a muchos colectivos de personas. No es solo un valor simbólico, es un gesto valiente que envía una señal clara a la Iglesia. Repito, esa es mi opinión.
    Te pongo un ejemplo: yo he apostatado, y mientras lo estaba haciendo tuve que aguantar frases por parte del delegado del obispo presente como que los “actos homosexuales son deleznables, comparables a una violación o un robo”. Siendo gay, entenderás que mi apostasía no fue un mero hecho simbólico. Y no reproduzco lo que me dijo sobre las mujeres que abortan, sobre los métodos anticonceptivos o sobre el sida porque es de bastante mal gusto.
    Un saludo y gracias de nuevo.

  3. Lo que opina Ifigeniaa me ha gustado mucho. La idea de que tengas que confirmar tu fe en Dios para seguir siendo cristiano es muy razonable ya que, como ella misma ha dicho, muchas personas son bautizadas como una invitación a formar parte de la comunidad católica. En mi caso personal, habiendo recibido el bautismo y la comunión a pronta edad, soy ateo desde hace bastantes años. No me importaría continuar figurando en el libro de la iglesia en la que fui bautizado, lo que de verdad me incordia es formar parte de estadísticas en las que la iglesia presume de porcentaje de católicos como medida de presión para lograr fines con los que rara vez estoy deacuerdo.
    Por eso me he visto en esta web y además os felicito por ella. Un saludo.

    • Hola Aria, por desgracia sí, en Valencia y Castellón sus respectivas diócesis se niegan a tramitar apostasías en un acto de despotismo absoluto. En el resto ponen más o menos trabas pero sí se puede.

  4. en galicia la confirmación es a los 14 años no a los 17, o sea que de madurez mental ninguna, vas obligado por la familia y si no te confirmas sigues figurando como catolico y la iglesia cobrando por ello

  5. yo le dije a mi madre a los 13 que no quería confirmarme y me obligo (a gritos)… asi que ni aunque sientas que no pertenezcas, ni quieras seguir perteneciendo, tienes poder de decir que no…quizas a los 18. Y para colmo, la que me dio catequesis era del opus y andaba detrás de mi todos los fines de semana.

  6. El mundo evoluciona hacia la Espiritualidad, no el ateísmo. Y las religiones, poco y nada tienen que ver con la espiritualidad, porque la espiritualidad se basa en la RACIONALIDAD, no en los dogmas, irracionales.
    Cada vez más gente entiende que existe una Conciencia, Suprema, superior a nuestra limitadísima conciencia, causal de todo lo existente. Esto, es la esencia de la ESPIRITUALIDAD.
    Pensar que todo proviene de la nada, por una simple “casualidad”, no nos permite entender nada, y al mismo tiempo, genera un vacío inllenable, una profunda alteración mental, con consecuencias nefastas. El aumento del consumo de drogas estupefacientes, es signo del ateísmo irracional.
    Las religiones irán desapareciendo, en la medida que la gente entienda que Dios no está en una iglesia, ni está representado por ninguna religión. Y dogmas como el infierno, el demonio, el cielo, la virgen, la resurrección, por nombrar algunos, quedarán en la dolorosa historia de la humanidad.
    Recomiendo conocer la filosofía del Sr. Anandamurti.
    Saludos cordiales

  7. Que información más buena y bien explicada. Lleva un tiempo buscando esto, porque pensaba que era más dificil dejar la iglesia. Buen trabajo, gracias. Creo que voy a iniciar los trámites

  8. Buenas noches, he solicitado información, sobre cómo conseguir mi partida bautismal, en la parroquia donde me bautizaron y me han respondido lo siguiente:
    <>
    La última parte me deja un poco confusa, a ver si después me dicen que esa partida bautismal no sirve porque está compulsada sólo para matrimonio.. Podéis sacarme de dudas por favor??

  9. Copio aquí lo que me contestaron:
    Solicita tu partida de bautismo por escrito de tu puño y letra. Acompáñalo de una fotocopia de tu D.N.I.
    Si es para contraer matrimonio indicalo, hay que compulsarla, legalizarla en la notaria de matrimonios, cosa que haré yo en tu lugar.

  10. Buenos días, tras informarme en esta web he decidido apostatar. Vengo de la parroquia donde me bautizaron donde he pedido mi partida de bautismo, me han preguntado para que y he dicho “para casarme”. Una vez que he respondido me han dicho que hay dos, una más simple para las bodas y otra más completa, que me harán la necesaria para el matrimonio. Me he quedado en blanco la verdad… esa sirve??

  11. Hola,
    os comento mi caso a ver si alguien puede iluminarme un poco a través de estos inescrutables caminos del señor…
    Yo tramité la apostasía en la diócesis de Valencia (me tocaba esa diócesis por lugar de nacimiento aunque vivo en Barcelona y es allí donde envié toda la documentación debidamente compulsada). Cuestión, desde allí me dicen que para proceder a la anotación marginal tengo que personarme allí en Valencia aunque si lo prefiero, dado que vivo en Barcelona, me ofrecen la posibilidad de realizar el trámite presencialmente en esta ciudad.
    Esta es la carta que recibo desde Valencia:

    Contacto con el arzobispado de Barcelona, les explico mi caso y, aunque se sorprenden un poco de la respuesta de Valencia, me dicen que no es necesario pedir hora y que vaya cuando quiera dentro del horario estipulado a tramitar esta “anotación marginal”. Llamo un día antes de ir para asegurarme de que, al ser fechas navideñas, podré realizar el trámite y me contestan que sí. Cuando llego allí el encargado de esto, un tal Ángel Pérez, resulta que no está. El señor que me atiende, bastante antipáticamente, por cierto, no me pide el DNI en ningún momento, sólo dejo una copia de la carta recibida desde Valencia y anoto mi teléfono móvil para que Ángel Pérez me llame al día siguiente. Llamo yo para curarme en salud, explico que vivo fuera de Barcelona, que llamé el día de antes para asegurarme de que podría realizar el trámite y me confirmaron que sí y que luego resultó que no, que tengo un embarazo muy avanzado y que me es muy complicado volver a desplazarme. Este señor dice que me lo manda por correo (no me queda muy claro qué me tiene que mandar pero caigo una vez colgado el teléfono y no vuelvo a llamar).
    Hoy he recibido esta carta:

    Me acabo de dar cuenta de que es una carta futurista fechada un año por delante. Llamaré para trasladar el error. De todas formas lo que me inquieta verdaderamente es si es este el certificado que debo recibir para finalizar el trámite de una vez por todas. He leído experiencias en la diócesis de Barcelona y alguien ha colgado este documento como el definitivo; sin embargo otras personas hablan de un texto diferente en el que se menciona que nunca podré contraer matrimonio canónico, ser padrino de bautismo o confirmación, ni recibir exequias católicas. Como no me hicieron firmar nada tengo un poco la mosca detrás de la oreja… Alguien sabe si este documento es el definitivo? O cómo puedo comprobar que se ha realizado la correspondiente anotación marginal? Muchas, muchísimas gracias de antemano y feliz 2017 a todos!

    • Hola Teresa, ese es el certificado que suelen enviar de manera definitiva en Barcelona, así que no te preocupes, ya está hecho 😉 el otro a veces lo envían con anterioridad al final para “avisarte” de las consecuencias de apostatar, pero no es la declaración de abandono en sí. Saludos

  12. Buenos días, tengo la decisión firme de apostatar, pero tengo una duda sobre la tramitación. Estoy bautizada, casada y divorciada (no confirmada), el trámite es el mismo?. Es decir, si solicito el certificado de bautismo para casarme, ¿no tienen registro de los matrimonios y negarse a facilitármelo por ese motivo??
    Gracias y un saludo,

  13. Hola, soy Paloma
    mi pregunta es la siguiente, mi hija quiere apostatar, y yo me he planteado hacerlo con ella, pero tengo una duda, que pasa con el matrimonio, queda anulado también con este hecho?

  14. lastimosamente, desde el núcleo familiar, no nos educan bien con relación a la iglesia y sus sacramentos, por esa razón no conocemos el sentido y el significado de cada uno de ellos, por eso algunos dicen que son obligados a confirmar su fe, pues esto no es un error de la iglesia, sino de los padres, que se hicieron responsables de enseñar a Jesús dentro del catolicismo, pues padres y padrinos se comprometen a educar a sus hijos en la fe, como no lo hacen entonces por eso se dan estas discusiones. los invito a que se pongan en la tarea de estudiar cada sacramento desde la palabra, y que en lugar de hablar mal de la iglesia católica, vayan donde sus padres y les pregunten porque no les enseñaron el significado de el bautismo y la confirmación.

  15. Buenas tardes. He llegado aquí a través del artículo de Verne aparecido en el El País. Como ifigeniaa, soy un católico practicante pero respeto, y diría que hasta admiro, la coherencia de la gente que apostata, porque la coherencia es un valor fundamental, una mezcla de sinceridad, madurez y honestidad, que hoy por hoy está muy denostada.
    Dicho esto, debo decir que me apena que mucha gente identifique a la Iglesia con ciertos individuos, actitudes o manifestaciones que, aunque vengan de cristianos o incluso de miembros de la jerarquía eclesial, o no se expresan correctamente, o se tergiversan por los medios, o sencillamente no están en línea con la doctrina de la Iglesia.
    También he leído el comentario de Juan, y lamento muchísimo que tenga esa percepción de la Iglesia, pero créeme, eso no es lo que predica la Iglesia… y si te sirve de algo, Juan, te pido disculpas en nombre de lo que es realmente la Iglesia, la de Jesucristo, la del Amor, y no la de los zopencos que ofenden sin ton ni son. Debes tener en cuenta que en la Iglesia hay gente de muchas edades, formación, cultural (o mejor dicho, incultura), y no por eso no es bueno generalizar.
    El tema de la homosexualidad, es realmente complejo, pero te diría que, como condición innata en algunas personas, tal vez no sea una característica, digamos, óptima, porque la homosexualidad impide o dificulta la procreación. Pero esto no quiere decir que ser homosexual te haga de menos en ningún sentido, ni menoscaba un ápice tu dignidad y tu valor esencial como hijo de Dios. Si Dios te hizo homosexual ten por seguro que Él te quiere tal cual, y no tienes que esforzarte en ser algo que no eres… cuestión distinta es la práctica sexual…
    Lo que la Iglesia realmente mantiene es que, con independencia de si eres homosexual o heterosexual, la utilización del sexo como autosatisfacción, cosificación, acto lúdico o antinatural (acto no abierto a la pro-creación), son actos sencillamente incorrectos (por razones demasiado largas de explicar aquí), y por tanto negativos, pecaminosos o como lo quieras llamar. Vamos, que da igual que te acuestes con una persona del mismo o de otro sexo, pues el problema no es con quién, sino para qué o cómo. Dicho esto, yo tengo varios amigos gays que saben mi postura sobre este tema, discrepan conmigo y yo con ellos, pero nos respetamos. Yo no apruebo ni desapruebo su estilo de vida igual que ellos no me juzgan por mis ideas, porque ¿quiénes somos nosotros para juzgar? Yo procuro admirarles e imitarles, como al resto de mis amigos, por sus virtudes, que son muchas: son personas bastante sensibles, lo cual les hace ser también bastante empáticos, generosos, humildes, misericordiosos, y podría seguir… pero también veo en ellos, como en mis amigos heterosexuales, que en muchos casos, su conducta sexualmente desinhibida y desordenada les causa más padecimientos que satisfacciones.

    En fin, que me desvío de lo que quería comentar… simplemente que lamento que mucha gente desarrolle posturas u opiniones contrarias o exageramente críticas con la Iglesia, simplemente porque se han topado con un mendrugo, o porque no conocen las verdaderas enseñanzas de la Iglesia, porque solo conocen lo que se lee en los periódicos.

    Un saludo y mucho Amor para todos,
    Miguel

  16. Hola, buenas tardes.
    Yo fui bautizado al nacer y a día de hoy no tengo ninguna relación con la iglesia católica ni con ninguna otra iglesia cristiana. Tampoco tengo relación alguna con los credos judío y musulmán.
    Entonces, si no tengo ninguna relación ni vínculo alguno con la Iglesia, ¿qué objeto tiene la apostasía? ¿de qué sirve? En realidad no sirve de nada, solo es algo simbólico, sin ningún valor real ni práctico. Solo es una forma de protestar por algo antiguo, de protestar contra una costumbre que a muchos no les gusta.
    Porque si no tengo relación alguna con la Iglesia, ni me interesa, ni es previsible que vaya a interesarme, es absurdo que me preocupe por algo que no entra en mi vida, por algo que me es completamente indiferente.
    Fui bautizado, si, pero cuando pequeño también fui vacunado, también me llevaron a un colegio o a casa de unos amigos de mis padres o, también, mi vecino era pelirrojo y eso, hoy -y desde hace mucho tiempo- ni está en mi vida, ni me condiciona.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s