Diócesis de Vitoria-Gasteiz

Experiencia 1

Enviada por Aitor el 24 de marzo de 2014:

Hola, he de decir que hasta que di el paso me costó un tiempo. Además me habían confirmado que el bautismo al considerarse un hecho histórico no se podía modificar. Yo no me rendí y seguí hacia adelante.

Comencé yendo a la Iglesia donde me bautizaron a pedir mi partida de bautismo, el cura me felicitó por la boda. Yo le corregí y le dije que era para apostatar. Entonces se le cambió el gesto y se negó a dármela.

Fue cuando hice mi primera visita al Obispado y les conté lo sucedido, estos amablemente llamaron al cura que me había negado la partida Bautismal y le dijeron que hiciese lo solicitado.

Días más tarde volví a la Iglesia y sin más pegas me dio mi partida e hizo un apunte en el libro de registro. Lo importante es que salí de allí con mi hoja firmada.

Siguiente paso concretar cita en el Obispado para dejar constancia en el otro registro donde sale mi bautismo. Fueron muy amables y un 9 de febrero de 2010 quedamos en vernos. Cuando llegué ya me tenía buscado en los libros, la entrevista fue corta, me preguntaron motivos, le dije que eran míos y me avisaron de las consecuencias de apostatar las cuales acepté firmando la hoja que hoy en día sigo teniendo donde pone:

a) Que abandono la Iglesia Católica a todos los efectos.

b) Que sabe que, mediante su decisión rompe solemnemente los vínculos de comunión, fe, sacramento, gobierno pastoral – respeto de la Iglesia Católica, asumiendo sus consecuencias canónicas.

c) Que por ello pide que conste de forma documental y fehaciente esta voluntad en los archivos pertinentes, por ser conforme a la situación real de su vida.

Firmado yo y el Secretario General.

La verdad que una vez me dispuse a hacerlo no me costó mucho realizarlo. Todo se realizó en el Obispado de Vitoria y en la Iglesia donde me bautizaron. Para conseguir su contacto tienen página web.

Experiencia 2

Enviada por Isabel el 11 de febrero de 2015:

Me quedé sorprendida de lo fácil que fue. Siempre había oído que te ponían mil y una pegas y en mi caso y el de otras personas de mi entorno ha sido asombrosamente fácil.
El único requisito es llevar tu partida de bautismo (que se pide en la parroquia donde fuiste bautizado) y una fotocopia de tu DNI. Se concierta una cita previa en el obispado y en un momento firmas los papeles y todo hecho.
Lo que sí me molestó es que como representante legal de mis hijos menores de edad no se me permitiese hacer lo mismo por ellos. Me dijeron que esa decisión debían tomarla ellos en su momento. Yo contesté que también eran menores cuando tomé la decisión de bautizarlos y entonces no me pusieron ningún impedimento por ser menores. No hubo respuesta. Hoy en día ya están fuera

Experiencia 3

Enviada por Arantza el 15 de octubre de 2015:

En 1985 20 jóvenes escribimos al obispo de la diócesis de Vitoria para confirmar que fuimos bautizados por deseo de nuestros padres y al ser mayores de edad queríamos que no figuráramos como católicos renunciando así a la iglesia. Tuvimos una reunión con el obispo, nos entregó una carta a cada uno donde escribió que estábamos alejados de la fé, este escrito figura en el libro de bautismos y desde entonces los 20 somos apóstatas.

Experiencia 4

Enviada por Carmen Charo el 9 de septiembre de 2018:

Ya hace 12 años que apostaté, sobre todo por la necesidad de dejar la mafia que es la iglesia. Soy una persona espiritual pero todas las religiones me parecen centros de poder y manipulación de personas con miedo y que no son dueñas de si mismas. No tuve ningún problema. Pedí partida de bautismo y los lleve al obispado. Tuve una entrevista con un cura, que aprovecha para meter muefm, firmé algo y luego al tiempo comprobe que la salida de la iglesia figuraba inscrita en el margen dela inscripción de bautismo. He dado gracias por haber dado ese paso muchas veces en los años posteriores.

Experiencia 5

Enviada por Juan el 30 de octubre de 2018:

Fue muy fácil. No me llevó en total más de media
hora.
Adelante trabajo por teléfono para que cuando fuese estuviesen los papeles preparados y estuviese la persona encargada, tanto en la parroquia como en el obispado.

Experiencia 6

Enviada por Aitor el 18 de febrero de 2019:

Lo cierto es que me costó más decidirme a emprender el proceso, y dar los distintos pasos, que el mismo hecho de apostatar. Durante un tiempo me excusé en vivir fuera de Vitoria-Gasteiz para retrasarlo, debido a que había oído lo difícil y tedioso que era el proceso, pero cuando me decidí, todo fueron facilidades por parte de la Iglesia; lo cual me dejó un poco confundido… Me resultó demasido fácil y fueron sorprendentemente amables.
Primero llamé iglesia donde me bautizaron y les dije que quería una copia de mi partida de bautismo. No me preguntaron nada en ese momento. Quedaron en llamarme más tarde, dado que yo no sabía la fecha exacta de mi bautizo; les di mis datos y lo buscaron.
Al día siguiente me llamó el párroco para decirme que ya la había encontrado y me preguntó qué tipo de certificado necesitaba, que para qué lo quería. No quise mentirle y le dije que era para apostatar… Su respuesta fue que me pasara esa misma tarde a por ella.
Cuando la recogí no quiso cobrarme nada, creo que hasta le sorprendió que yo se lo propusiera (pues lo había leído en alguna web sobre el tema). Me dijo: “Para eso estamos”. Me fui de ahí más confundido que otra cosa… “Si todos los curas fueran así, no me importaría seguir en la Iglesia”, pensé.
Tiempo después, cuando por fin me decidí a terminar el trámite, fui al Obispado. Previamente saqué una fotocopia compulsada,como había leído que me pedirían. Pregunté por el responsable de apostasías. La mujer que me atendió me llevó directamente hasta el responsable que me invitó a entrar en su despacho.
Cuando le dije a lo que venía, me informó que necesitaba la partida de bautismo, el DNI y firmar una hoja de renuncia. Le dije que ya lo traía y me sorprendió que no me requiriera la fotocopia compulsada (podría haberme ahorrado los 4€), le bastó con ver el DNI y comprobar que era yo. Lo que más me llamó la atención es que ellos ya tienen documentos standars para estos trámites. Me dijo que entregara la que prefiriera: la suya o la que yo había traído. Lo cierto es que la que yo traía, la saqué de esta misma web, y cuando la leí, me pareció que se excedía en el lenguaje contra la Iglesia diciendo que si se habían aprovechado de mí por ser un niño cuando me bautizaron y otras cosas que, aún compartiendo muchas de ellas, prefería obviar en una carta de despedida. Así que finalmente me decidí a firmar la suya propia. Me dieron la opción de añadir las razones por las que dejaba la Iglesia, pero como no necesitaba que constaran para nada, preferí reservármelas para mí mismo. Cuando nos despedimos, él también me dijo eso de “Para eso estamos”.
Finalmente salí de allí sorprendido de lo que me había costado apostatar desde que me decidí hasta que lo hice, cuando el propio trámite no me llevó más de 20 minutos entre las visitas a la parroquia y el obispado.

Experiencia 7

Enviada por Amara el 24 de marzo de 2019:

Cuando decidi apostatar mi pareja se apunto a mi plan. Estamos los dos empadronados en burgos, yo bautizada en bizkaia y mi pareja en alava. Para pedir los certificados de bautismo yo llame por telefono a bizkaia les dije que lo queria hacer en burgos y me lo enviaron sellada ( el m dijo que era necesario para hacerlo en otra diocesis) por correo a casa a coste 0. Mi chico hizo lo mismo pero el cura le dijo k no se lo enviaba, asi k le pedimos k lo preparara k el fin de semana lo ibamos a recoger. Cuando fuimos el cura era un hombre muy mayor y nos dio una fotocopia de la partida de bautismo, no el certificado. Llame a burgos hable con un señor que se llama Ildefonso, me dijo que no podiamos hacerlo en burgos sin el certificado sellado de mi pareja, tuvimos un pequeño rifi rafe telefonico, y como esta bautizado en alava decidi llamar a vitoria, gran decision, porque a partir de ahi fue todo mas facil. Llame, nos dio cita, firmamos y espere 4 meses (por el medio hubo alguna llamada de impaciente jeje) me enviaron la carta diciendo que no formo parte del club. Ahora me falta la de mi novio que supongo que el cura del pueblecito aquel no nos lo pondra facil.

Anuncios

4 pensamientos en “Diócesis de Vitoria-Gasteiz

  1. Hola, soy periodista de Euskal Telebista y estoy preparando un reportaje sobre la apostasía. Me gustaría ponerme en contacto con vosotro/as para que nos contéis vuestra experiencia. Si estáis dispuestos podéis responderme aquí y vemos como ponernos en contacto. Gracias
    Eli

  2. Hola, una pregunta, como ambos lo habéis hecho en Vitoria, a ver si me podéis ayudar: la copia del DNI tiene que ser compulsada? Estoy intentando recopilar información de los documentos que tengo que llevar, y en algunos sitios pone que si y otros no. Saludos!!

  3. hola! muchísimas gracias por todo el trabajo puesto en ésta página web y toda la información compartida que hace más fácil este proceso a todos los interesados. Yo vivo en el extranjero desde have muchos años y esta Semana Santa de 2017 daré el Paso final. Espero que acepten mi pasaporte, ya que carezco de DNI. Gracias de Nuevo y un abrazo desde Hong Kong! Esther

  4. Hola, soy periodista de Vitoria y me gustaría hablar con vosotros sobre este tema. Podéis localizarme en Facebook por aquí mismo o en @javidomaica en Twitter. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s