Diócesis de Oviedo

Experiencia 1

Enviada por Karras el 13 de agosto de 2013:

Hola a todos.

Os cuento mi experiencia al apostatar en Asturias. Lo primero es que fue realmente rápido y eficaz. Siguiendo los pasos dados en esta página, me llevó en total una semana, y ahora, teniendo más detalles, creo que en un par de días se puede conseguir.

Lo primero fue preparar la documentación; fotocopia compulsada en la comisaría del DNI, formulario rellenado, impreso y firmado con los datos de la diócesis y Arzobispado, y la partida de bautismo.

El documento que puede llevar más trabajo es la partida de bautismo. Yo fui en persona a la parroquia (para estos trámites tienen horarios fijos, en mi caso tuve que ir un miércoles a las ocho de la tarde) a pedir la partida de bautismo. El cura me preguntó para qué la quería, que si me iba a casar. Yo le dije que era por motivos personales, y él me aclaró que me hacía la pregunta por si me casaba en otra provincia, ya que entonces tenía que hacer un papeleo aparte o algo así. En todo momento el ambiente fue muy relajado y sin ningún problema. Me llevó unos quince minutos entre la espera y el rellenar a mano la propia partida bautismal. Por cierto, totalmente gratis.

Sé de buena tinta que no en todos los sitios es así de fácil, y aunque no estoy de acuerdo con mentir y decir que es para casarse, hay veces que casi te obligan a ello.

Al día siguiente envié, tal y como aconsejan aquí, toda la documentación al Arzobispado por correo certificado y con acuse de recibo. Al cabo de un par de días me llega el acuse de recibo y entonces llamo al arzobispado para seguir con los trámites.

El problema que tuve en este paso, fue que estando en agosto es difícil que cojan el teléfono porque apenas hay gente. Así que me personé en el Arzobispado en Oviedo a la mañana siguiente. Me atendió el notario, que me comentó que de esta manera, al estar yo allí en persona le ahorraba una carta que me iba a mandar, ya que las peticiones de apostasía no las atienden por correo.

En el Arzobispado todo transcurrió de manera muy “profesional”, el notario me preguntó literalmente que por qué quería apostatar, ya que ese paso no era como “darse de baja de Vodafone”. Yo le contesté que no era creyente. Me preguntó que si era agnóstico o ateo y poco más. Me quedé con las ganas de decir también que no estoy de acuerdo con casi ninguna de las políticas de la iglesia, pero lo dejé pasar. Sobre la marcha redactó el Acta de Apostasía que me leyó en voz alta para confirmar que estaba de acuerdo con lo que había escrito. Por último, un par de firmas, una copia del Acta para cada uno y listo.

Ya sólo queda esperar una carta que confirme la anotación que se hace al margen en el libro de bautismos.

El ambiente fue de cordialidad. Se notaba que el trámite no le hacía mucha gracia, pero en todo momento el notario dejó claro que eran muy respetuosos con la libertad de conciencia y actuó en consecuencia. Le pregunté cuánto tiempo era prudente esperar hasta recibir la carta confirmando la anotación al margen en el libro de bautismos, y rápidamente me dijo que él mismo metía prisa a los párrocos si se demoraban demasiado. Me contestó que un mes como mucho.

Resumiendo, todo el trámite podría hacerse en un par de días; uno para obtener la partida de bautismo y otro para ir al Arzobispado, si es que podéis ir en persona.

Espero que sirva de ayuda para todo el mundo que se anime a apostatar en Asturias.

 

Experiencia 2

Enviada por Xandra el 1 de febrero de 2014:

Pedí el certificáu de bautismu na iglesia Los Capuchinos en Xixón. El cura me preguntó que pa que lu queria y aunque tenia la intención de deci-y la verdá como diba col guah.e y nun m’apetecia escuchar un sermón a la tercera vez que me lo preguntó conte-y que yera pa cambiar el nome (menos mal que lu cambié de verdá porque al decir eso pareció un interrogatoriu). Pedí cita nel arzobispáu d’Uvieo. El notariu taba atacáu: no paraben de sonar los teléfonos, la monxa que taba ellí d’interrumpilu… Asina que namás que me senté comenté: -vaya barullu, ¿no? Y contestó: sí hai coses más desagradables qu’otres. Traes la partida de bautismu? Y pasé-y la fotocopia compulsada, la partida y un escritu de Xega con once motivos polos que queria apostatar. Esti últimu dixome que non lu queria, que yera ofensivu qu’habia cuatro o cinco páxines web y que yera insultante. A partir d’ehí l’ambiente volvióse tensu.

Yo: leelo home igual hai coses propies y nun fue solo copiar y pegar.

Notariu: a ver ‘que te bautizaron pola presión social bla bla bla… En el 79, eh? No, me vale. Qué yes agnóstica o atea?

Yo: agnóstica

N: Estás casada o confirmada?

Yo: non, vivo en pecao

N: cómo es eso?

Yo: vivo con un home col que tengo un fiu, sin bautizar. Tamién va ir al infiernu?

N: cuántos años tiene?

Yo: tres

N: no, el pobre no tiene porque pagar por los pecados de sus padres. Por qué quieres hacer esto?

Yo: porque toi en contra de la iglesia.

N: de la iglesia, no hacemos nada buen?

Yo: absolutamente nada. Y quiero que pongas que toi a favor del matrimoniu homosexual, a favor del abortu

N: viste alguna vez un aborto

Yo: no, porque nun me coincidió.

N: no ye nada agradable de ver

Yo: nadie dixo que fuere agradable. Quiero que pongas que toi en contra de l’asignatura de relixón, a favor del usu del preservativu, quiero que a los cures pederastes los condenen no que los cambien de parroquia

N: y cómo pongo eso

Yo: tu escribe que yá te dicto ‘a favor de la condena de los cures pederastes’ (escribió sacerdotes), y agora mesmu nun me doi cuenta de más coses.

Y entos púnxose a lleer el documentu que fuimos rellenando y cuando llegó a la parte de: La compareciente queda informada de las consecuencias canónicas que esta decisión conlleva (exclusión de los sacramentos, de las exequias religiosas…

N: avisa a tus seres queridos que si fallecen no puedes despedirte de ellos…

Yo: no te preocupes cuando morrieron nun entré na iglesia. Qué ye que si el dïa de mañana m’arrepiento nun me perdonáis?

N: no he acabado de leer, continuo: y de la posibilidad de regresar al seno de la iglesia bla bla bla.

Tuvimos un par de comentarios más y la verdá que col quemazu que tenia yo pensaba que me diba estampar el sellu. Me comentó que me llegaría antes d’un mes. Pedí una copia del documentu y me dixo que no la daben, yo insistí y al final dixe-y que-y la pagaba y el me contestó no era cuestión de pagar o no. Fizome la copia yo creo que pa perdeme de vista. La verdá que me prestó la hostia, salí nueva y pensando que tolo que-y dixe lo sentia y debien sabelo, que toi fartuca de callar por respetu y ellos? Si vos presta os mando el documentu.

Experiencia 3

Enviada por Sonia el 23 de diciembre de 2014:

Hola a todos,

Fui a por la partida de bautismo a la Iglesia de San Pablo (C/ Valentín Masip de Oviedo). El trámite fue agradable, el cura que lleva esa Iglesia fue cordial, me preguntó si quería la partida de bautismo para casarme y yo le comenté que lejos de esa intención mi idea era presentar mi apostasía, entonces me instó a que entrara en su despacho y me hizo la pregunta de rigor: “pero bueno hija, ¿que te hemos hecho?”. No pude dejar de reirme (para mis adentros), le contesté que no creía en Dios, que en realidad no creía en ninguna religión ni en sus consignas y que tampoco creía en la religión cristiana; ésta era en concreto la que me llevaba a pedir la apostasía, por eso sólo me referí a ella, no se si en otras religiones se puede hacer igual). No me dio demasiadas largas, me dio la partida de bautismo original y él se quedó con una copia.

El “problema” llego al llegar al Arzobispado en la plaza de (se admiten chistes), la Corrada del Obispo. La persona que tramitaba éstas cosas era bastante desagradable, me trató de malos modos y un escrito que le presenté junto a mi DNI y mi partida de bautismo no lo aceptó llegando a romperlo (era un escrito que explicaba el por qué de mi decisión). Me trato incluso con desprecio, con perdón, pero era un auténtico déspota, ellos que tanto hablan del respeto. Pues que respete mi decisión y punto, en éste punto no hay discusión.

A la semana me llegó una carta con la aceptación de mi apostasía. Se supone que en los márgenes de mi hoja de bautismo aparece la palabra apostasía, nunca pasé a corroborarlo, cosa que haré más temprano que tarde (no vaya a ser, jaja).

Un abrazo a todos los apóstatas coherentes, está claro que no están todos los que son, ya que a muchos les cuesta el tema burocrático, pero gracias a ésta página ya no habrá excusas.

Muchas gracias.

Experiencia 4

Enviada por Ignacio el 7 de enero de 2016:

Hola!

En mi caso ha sido todo muy rápido y sin ningún problema. Yo resido en Asturias aunque nací y viví muchos años en Madrid. Fui a por la partida de bautismo a la parroquia donde me bautizaron en Madrid y acto seguido me dirigí al Arzobispado de Madrid. Una vez allí, me informaron que no podían atender mi petición ya que resido en Gijón y no en Madrid, y me dirigieron al Arzobispado de Oviedo. Envié toda la documentación al Arzobispado de Oviedo y a los pocos días me respondieron muy amablemente pidiendo que les escribiese un mail para concertar una cita, pues tenía que acudir personalmente para firmar. Y así lo hice…hoy he acudido y el padre Soler me ha atendido de forma muy amable y rápida. Me ha explicado las consecuencias de mi decisión y me ha garantizado que recibiré una carta confirmando mi baja de la Iglesia Católica.
Como digo, ha sido todo muy rápido y sencillo. Y los sacerdotes con los que he tenido que tratar, todos muy amables y cordiales.

Un saludo a todos.

Experiencia 5

Enviada por Pablo García el 27 de febrero de 2017:

Buenas aquí os mando mi experiencia.

Antes que nada agradeceros la información que dais desde la página, es muy útil y concreta.

Todos los trámites me han sido fáciles de realizar la verdad.

9 de febrero – Consigo la Partida Bautismo. Mi tío es colaborador de la parroquia donde me bauticé, así que le pedí que me la buscara, ya que vivo fuera, y al día siguiente la tenía.

10 de febrero – Fotocopia compulsada DNI 2,5 € en el ayuntamiento

13 de febrero – Envio documentación a la diócesis certificada y con acuse de recibo (4,12 €)

17 de febrero – Me llegar el acuse de de recibo de que han recibido la documentación.

22 de febrero – Envío correo electrónico a la diócesis para preguntar el estado de mis solicitud, y que a ser posible me den cita para el próximo lunes 27 a las 12:00 horas para finalizar el trámite. Me responden en menos de 10 minutos que le pasan el correo al notario.

23 de Febrero – Recibí un email del notario de la diócesis confirmando que tras recibir mi correo me dan cita para la fecha solicitada y que el único documento que debo llevar es mi DNI.

27 de febrero – Acudo a la diócesis donde me recibe el Padre Soler, y me lee el documento que tiene redactado, me pregunta mis motivos para apostatar, y e explica las consecuencias de ello. Me preguntó que de qué sacramentos había sido partícipe (bautismo y comunión) y que había sido padrino. Me indica que es poco coherente haber participado del bautismo de alguien si no creía. Le dije que era joven, que cumplí con mi familia y que por coherencia venía a arreglarlo. Me comentar que además de incluir la nota de apostata en mi partida la añadirán a la de la persona que fui padrino, diciendo que apostaté. Le digo que de acuerdo y firmamos. Me comentar que ahora le mandarán ese documento a la parroquia donde fui bautizado, y cuando lo devuelvan firmado me lo remiten por correo certificado a mi domicilio.

El trato ha sido profesional como cuando vas a hacer gestiones a cualquier ventanilla. Salvo que me recordó un par de veces que participé de un bautismo, algo que entiendo le pareciera incoherente (ahora ya está arreglado)

En cuanto me llegue el documento, os escribo de nuevo para confirmarlo

Un saludo

Experiencia 6

Enviada por Ángel el 18 de abril de 2017:

Llevaba años queriendo apostatar, pero no me ponia nunca a ello, por fin un dia imprimi los papeles, fui a la iglesia donde me habian bautizado y pedi la fe de bautismo, dije que era para casarme para no dar mas explicaciones, con el dni compulsado fui al arzobispado donde fueron majisimos. Me dijeron que me llamarian en un mes, no lo hicieron, volvi y me dijeron que el notario se habia cogido vacaciones y volveria al mes siguiente, al mes siguiente volvi y justo ese dia el notario libraba, asi que ya por fin pedi una cita, lo que tenia que haber hecho de primeras. Al final tuve la cita con el notario, muy breve y cordial, me esperaba que fuera a ser mas tenso, pero el cura repetia que si quiero volver a la iglesia esta me acogeria en su benevolencia… Una semana despues tenia en casa la carta de apostasia. Todo ello gratis

Experiencia 7

Enviada por Coco-Noke el 16 de mayo de 2017:

La verdad que mi experiencia fué muy sencilla. Tenia mucho miedo a las travas que me fueran a poner pero desde el principio fue todo muy simple.
Solicité mi partida de bautismo a un pueblo de Madrid, si es verdad que mentí para poder conseguirla ya que dije que me iba a casar, pero me la enviaron a la semana y sin ningún coste.
Una vez en mi posesión me presente con ella, una copia compulsada de mi DNI y la carta q recomiendan mandar , en el arzobispado de Oviedo que es donde estoy empadronada.
El notario fue algo distante y no me miro a la cara en ningún momento pero me dijo muy claramente que no quería retener a nadie que no quisiera y me realizo todo. La carta al presentarme en persona no hace falta entregarla.
Al mes de estar ahí me llegó el certificado de que ya estoy fuera de la iglesia …. Y así de fácil!
Animo!

Experiencia 8

Enviada por Olga el 3 de agosto de 2017:

Fué mas facil de lo que creía . LLevé todos los papeles que me comentasteis y fuí directamente al obispado . el notario me pregunto que porque había perdido la fé ,y le dije que segun fuí madurando se me fué cayendo la venda .También que porque bauticé a mis hijos y contesté que sino eran discriminados ., en fin de pregunta en pregunta hasta que se convenció que no me iba a convencer.¡¡Que descanso ¡¡no pertenecer a dicha secta ¡¡¡
Saludos ¡¡¡

Experiencia 9

Enviada por Cris el 31 de agosto de 2017:

No me ha costado demasiado esfuerzo apostatar y el trato con todos los miembros de la Iglesia con los que he entrado en contacto ha sido afable. (Por otra parte, no cabía esperar otra cosa, siendo yo cordial también…) No obstante, me llevo la impresión de que pese a que abordan el tema con aparente despreocupación e incluso predisposición, en realidad es quizá hipócritamente: a la hora de la verdad, si pueden se sacan de la manga alguna pequeña traba… como si, por si acaso, una pequeña molestia sirviera como disuasión.
Obtuve mi partida de bautismo por correo y gratuitamente, ya que vivo en una provincia distinta a aquélla en la que me bautizaron. El cura de mi pueblo, con potestad para hacer apostasías tal y como graciosamente me informaron en el arzobispado de su diócesis, se negó cordialmente a facilitarme la vida y completarme él mismo el trámite cuando se enteró de que ahora vivo en otra provincia. Intenté presionar un poco, cuestionando la falta de fundamentación razonable para que uno no sólo pueda apostatar en la diócesis en la que reside… No recibí ninguna explicación racional (lo que no me sorprendió tampoco, no iban a empezar ahora a contravenir siglos de historia…).
Así que una vez recibida la partida de bautismo me puse en contacto por teléfono con el Arzobispado de Oviedo. Me informaron, siempre con mucha amabilidad, de que debía comparecer en persona en el arzobispado con mi partida de bautismo, una fotocopia del DNI y un breve escrito con mis datos personales y los motivos por los que quería apostatar. Me corroboraron que no era necesario concertar cita a una hora concreta y que simplemente me llevaría unos minutos (máximo media hora) dejar la documentación, oír una explicación de las consecuencias de la apostasía por parte del notario y firmar.
En mi visita al arzobispado la señora que me atendió (creo que una administrativa del departamento de notaría) me dio a entender que el notario me llamaría y tendría que volver otro día para estar con él y firmar. Cuando le expliqué que no era eso lo que se me había explicado por teléfono y que no quería tener que volver otro día simplemente para firmar (especialmente porque no vivo en Oviedo y porque los horarios de apertura del arzobispado coinciden con mi horario laboral) no puso ninguna objeción: en unos minutos levantó el acta ella misma en nombre del notario, me lo dio a leer y estando conforme lo firmé y punto. En el escrito hay un breve párrafo que explica las consecuencias de la apostasía. Vamos, que de un plumazo las condiciones de reunirme con el notario, etc ya no existían. Y como siempre, con mucha simpatía y una sonrisa en los labios, se me explicó que ellos se pondrían en contacto con la parroquia de mi bautismo para añadir una nota al margen en su libro de bautismos indicando mi nueva condición.
Dejé el arzobispado con una copia del acta de apostasía, la duda de si en unos meses me molestaré en llamar al cura de mi pueblo natal para verificar que se ha completado el trámite… y la certeza de que, por coherencia, apostatar era algo que debía hacer.

Anuncios

2 pensamientos en “Diócesis de Oviedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s