Diócesis de Burgos

Experiencia 1

Enviada por Eneko Escalante el 18 de julio de 2017:

Si residis en la provincia de Burgos estos son los pasos a seguir (son los pasos que me envio por carta el arzobispado de Burgos):

1-Acudir personalmente, acompañado de dos testigo al arzobispado de Burgos para hablar con el Secretario Canciller (hay que llamar y coger cita, los viernes de 10:00 a 14:00). Este tratara de dialogar sobre el significado de abandonar la iglesia y explicara las consecuencias.
2-Aportar partida (certificado) de bautismo, esta hay que solicitarla en la parroquia donde fuimos bautizados. Existe cierta controversia con este tema; el parroco esta obligado a darnos el certificado bautismal, es nuestro derecho, pero para que no ponga pegas, podemos decirle que lo necesitamos para casarnos por la iglesia.
3-El notario de la curia del arzobispado de Burgos, comprobara que se cumplen los requisitos que solicitan: mayoria de edad, plena conciencia, conocimiento del hecho y sus consecuencias y entera libertad.
4-Llevar por escrito la declaracion de abandono, la cual sera firmada por uno mismo, por los dos testigos y por el notario de la curia (podeis conseguir una copia en la siguiente web, asi como mucha informacion sobre el tema, http://apostatar.org).
5-El notario nos entregara una copia autentica de la declaracion con firma y sello.
6-Las declaraciones de abandono se archivaran en la curia diocesana, donde quedaran inscritas en el libro de registros de abandonos de la iglesia catolica, por acto formal.
7-El vicario general notificara al parroco de la iglesia donde nos bautizaron, que registre la siguiente nota marginal en su partida de bautismo: “El dia… abandono por acto formal la fe y la iglesia catolica”.

Antes de todo esto, envie por correo certificado una copia compulsada del DNI (3,4€), certificado bautismal y declaracion de abandono al obispado de Bilbao, ya que yo fui bautizado en Ermua (Bizkaia). Me contestaron que por orden de la conferencia episcopal, este tramite ha de realizarse en la archidiocesis de donde se reside, en este caso Burgos.
Envie por lo tanto estos papeles junto con la respuesta de Bilbao a Burgos y me contestaron con una carta personal, explicando los contras de mi decision y con los pasos que anteriormente he descrito.
Hable por telefono con el secretario canciller general de Burgos y concerte un reunion formal con el un viernes por la mañana. En 20 minutos estaba todo hecho. No puso pegas en ningun momento, yo le explique mis motivos y el se mostro amable y comprensivo aunque no compartiera mi decision.

Resumen: el proceso completo ha llevado unos 30-40 dias y el valor economico unos 14€ + viaje Briviesca-Burgos-Briviesca + perder una mañana de trabajo.
Volveria a pasar por ello a gusto con tal de obtener el mismo resultado.

Experiencia 2

Enviada por Blanca Ausín el 9 de agosto de 2018:

Tras tres intentos a lo largo de 12 años, he conseguido apostatar por fin.
Los dos primeros intentos seguí el procedimiento “estándar”:
1.-Pedir copia de tu partida de bautismo en la iglesia donde te bautizaron.
2.-Enviarla, junto con una declaración firmada (escrito que podéis encontrar en esta misma web) de tu deseo de abandonar la Iglesia y fe católicas, al obispado de Burgos.
En ambas ocasiones me respondieron con negativas por carta en unos términos muy confusos, alegando que mis datos no se encuentran en ningún registro y que, por tanto, me expresaban su incapacidad para realizar dicho trámite citando un número de leyes relacionadas con la protección de datos.

Lo intenté dos veces y ambas obtuve la misma respuesta. Para el tercer intento me basé en la experiencia con la diócesis de Burgos publicada en esta página por otra persona. Resultó ser el procedimiento adecuado pero en mi caso hubo algún paso más, ya que se me insistió bastante en tener una cita previa antes de llevar mis testigos:
1) Concertar una cita con el Secretatio Canciller (a fecha de este escrito, Don Ildefonso Asenjo). Normalmente sólo atiende los viernes de 10 a 14 h, pero como no podía me dio cita fuera de ese horario.
2) Explicarle los motivos por los cuales quieres apostatar. Hubo un diálogo e intercambio de ideas pero se mostró comprensivo con las mías. Tras comprobar mayoría de edad, plena conciencia, conocimiento de hecho, consecuencias y entera libertad, te da una carta donde se explican los efectos canónico-jurídicos de abandonar la Iglesia.
3) Te pide que la leas en casa, lo pienses, y si no cambias de opinión, vuelvas a llamarle y pidas una nueva cita.
4) Así lo hice, y en ese momento sí has de llevar tu partida de bautismo, un DNI compulsado (esto nunca me lo pidieron, pero yo lo hice por si acaso basándome en otra experiencia publicada en esta página, y suponiendo que sirve para corroborar la mayoría de edad), la declaración de abandono, y dos testigos. A los testigos no les pregunta nada, simplemente les pide firmar una declaración de abandono que el Canciller-Secretario General redacta para ti y que también firma, y de la cual te da una copia.

Esta declaración la registran en el Libro de Registros de la Curia, y supuestamente se notificará al Párroco de la parroquia donde te bautizaron que anote tu apostasía en una nota en la partida de bautismo.

En resumen, se requieren dos mañanas libres por tu parte, y una por parte de tus testigos. No hay costes económicos (salvo la compulsa del DNI, en su caso). Y salvo todo el oscurantismo que hay alrededor de los pasos a seguir y la dificultad de concertar ambas citas, no ponen impedimentos explícitos.

Anuncios