Diócesis de Sigüenza-Guadalajara

Experiencia 1

Enviada por D. el 14 de junio de 2018:

Pensaba que iba a ser más complicado o que me iban a poner más pegas, y lo fui dejando durante años, pero cuando finalmente me decidí, tardé en total 3 días en todo el proceso y la mayor parte fue por teléfono o email.

Envié un email al obispado para preguntar y me contestaron a las pocas horas. En el mismo día llamé a la parroquia donde me bautizaron para pedir la copia del certificado de bautismo, de la cual me hicieron entrega al día siguiente.

Una vez lo obtuve llamé al obispado para pedir cita y me dieron también para el día siguiente.

El canciller-secretario me recibió muy amablemente, y aunque insistió unas cuantas veces en que si estaba seguro de apostatar y lo que ello implicaba, no me puso ninguna pega y me tramitó los papeles en el momento, haciéndome entrega del certificado de apostasia, el cual tengo orgullosamente enmarcado y expuesto en mi estudio, ya que para mi representa un reto personal importante.

Experiencia 2

Enviada por David el 29 de noviembre de 2019:

Primero llamé al obispado de Guadalajara. Me dijeron que tenía que llevar una copia de la partida de bautismo, una fotocopia de mi DNI y una declaración de apostasía. La partida de bautismo la tuve que pedir en una parroquia de Soria, que es donde me bautizarón. Como yo resido en Guadalajara, la solicité por teléfono y fui a recogerla días después. No me preguntaron para qué la quería ni me cobraron nada. Despúes volví a llamar al obispado de Guadalajara para decir que tenía toda la documentación lista. la entregué un lunes y el jueves fui a recoger el certificado de apostasía. No me costó un euro y fui muy rápido. No me pusieron problemas.