Diócesis de Salamanca

Experiencia 1

Enviada por María Morín el 24 de septiembre de 2014:

Como no he encontrado a nadie de Salamanca que relatase su experiencia, voy a proceder a relatarla, para que los salmantinos que lo deseen tengan una referencia.

El proceso ha sido bastante sencillo.
En primer lugar, para recoger la partida de bautismo alegué que iba a casarme y me fue dada sin pega alguna. La copia compulsada del DNI costó 3 euros y cualquier notario puede encargarse de ello. A continuación, imprimí el documento de esta web y lo rellené con todos los datos.
Finalmente, fui a la llamada “Casa de la Iglesia” y ahí empezó el sermón. Me comentaron todos los “contras” que suponía apostatar (Imposibilidad de contraer matrimonio canónico etc) e intentaron convencerme de que no lo hiciera (incluso dejaron entrever que en un futuro quizá desearía volver al rebaño) Con todo, el proceso fue rápido y sencillo: A la semana ya tenía el certificado en mi casa.

Con todo, es curioso que una institución de este calibre pida respeto, cuando a la gente que intentamos desvincularnos de ella nos regalan todas las trabas posibles.
Además, dudo que tengamos cierta garantía respecto a la seguridad de nuestros datos (al fin y al cabo, los documentos seguirán existiendo. Como mucho harán una pequeña anotación al lado de tu partida de bautismo, alegando que ya no perteneces a la Iglesia) Pero como acto de concordancia entre voluntad y moral es realmente acertado.

Si algo he aprendido de esta experiencia es que, si bien respeto todas las creencias, en el momento en que una fe intenta humanizarse, comienza su degradación. Por otro lado, recomiendo (si se me permite) a todos los padres del mundo que no bauticen a sus hijos recién nacidos. Crecerán, y ellos tienen el mismo derecho a elegir que usted, así que es mucho mejor que lo haga bajo su responsabilidad si así lo desean.

5 pensamientos en “Diócesis de Salamanca

    • ¿Quién dice que no se pueda casar? O es que el matrimonio civil no es válido?…jajaja, en realidad es el que cuenta. Ah y otra cosa… sus padres tendrían sus motivos para bautizarla al igual que ella tiene los suyos para apostatar.

  1. Hola,
    También quiero contar mi experiencia. Tengo 22 años, soy de Salamanca y acabo de recibir el certificado de apostasía. Fue fácil. En mi caso he tenido que ir directamente al notario de la Casa de la Iglesia y pedir un certificado de apostasía. He tenido que llevar el impreso que encontré en internet, mi partida de bautismo y una copia compulsada del DNI. A la semana el certificado ya estaba en mi casa, me lo han traído por correo certificado. 🙂 Estoy muy feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s