Diócesis de Granada

Experiencia 1

Enviada por Cristina García el 5 de mayo de 2015:

¡Hola!
En primer lugar agradecer a este portal toda la información facilitada porque gracias a mis consultas a través de la web, apostatar ha sido muy fácil y rápido.
Seguí los pasos que recomendábais y me dirigí hacia la iglesia en la que fui bautizada (Alhendín, Granada). Lo primero que hicieron fue preguntarme el motivo por el que requería mi partida de bautismo y aunque expresé que era de índole personal, el sacerdote me dijo que “¿necesitaba?” saberlo y sin ningún reparo le dije que era para apostatar. Esta persona me atendió de forma muy seca. Finalmente, previo aviso de que no podría volver a requerir mi partida, me la facilitó sin ningún tipo de coste.
En segundo lugar imprimí el documento que facilitáis y compulsé el dni (que tampoco me costó nada).
Por último me dirigí a la diócesis de Granada, que se encuentra en un edificio en frente de la catedral de la ciudad, y tras pasar por varios despachos conseguí llegar al indicado donde se encontraba el vicario general para asuntos administrativos. Ya en este despacho mantuve una conversación bastante cordial en donde me preguntaron el motivo por el cual quería dejar de pertenecer a la iglesia, me facilitaron un documento que tenían ya elaborado con las principales consecuencias canónicas de la apostasía, y pasaron a elaborarme la declaración de abandono formal de la iglesia católica que me dieron en el mismo momento. Antes de irme, me explicó que si en algún momento cambiaba de opinión, podía volver a pertenecer a la iglesia realizando un trámite similar (ésta apreciación me ha parecido curiosa porque en ambos contactos con la administración eclesiástica hicieron bastante hincapié en las consecuencias de la apostasía, no sé si con la intención de amedrentar, o esa ha sido mi impresión).
Por último quisiera reflejar que aunque pienso que hay que tener paciencia a la hora de gestionar todo este tipo de documentos, tras mi experiencia debo decir que con amabilidad y cordialidad, es más difícil que tengas un trato negativo.
Animo a todas las personas que quieran realizar este trámite a que lo hagan, porque podemos encontrarnos con la sorpresa de que es mucho más sencillo de lo que nos podemos imaginar.
Un saludo y gracias.

Experiencia 2

Enviada por Pimelia el 2 de septiembre de 2015:

Mi experiencia en la Vicaría del Arzobispado de Granada fue sencillo, le llevé la documentación de partida de bautismo y fotocopia de DNI compulsado. En la vicaría el Vicario me dio un papel con las consecuencias de apostatar y si estaba seguro de mi acto. Al afirmar mi seguridad me dieron el papel de la declaración de abandono formal de la iglesia católica con mis datos y fin, en total 3 días (Llamar al cura para mi partida de bautismo, ir a por la partida y ir a vicaría).

Experiencia 3

Enviada por Rosa María Márquez el 13 de abril de 2016:

Yo he tenido suerte. Escribí a la diócesis de Granada siguiendo escrupulosamente las instrucciones que indicáis en esta web. Recibí respuesta indicándome que había cambiado la Ley y que se obligaba a que la renuncia fuera en persona, para evitar presiones (irónico, ¿no?) y que podía o bien acudir a Granada, o intentarlo (sic) en Madrid.
Pensé que la ocasión bien merecía una visita a mi tierra, y solicité cita para un lunes, y así tener un fin de semana de tapillas y demás. No me pusieron ninguna pega. Y el lunes 11 de Abril me presenté en el Arzobispado. Me recibió un señor muy educado y muy amable, que me contó que cuando uno apostata ya se produjo en realidad el abandono de la religión con mucha anterioridad, en calidad moral, y me explicó que el proceso a seguir sería enviar una copia del certificado que firmé a mi parroquia, para que se marcara que de mi partida de bautismo no se podía volver a emitir certificado. Bromeó con que para que no se hubiera producido el bautismo, y por tanto, borrarlo, habría que viajar en el “Ministerio del Tiempo” jejejejeje
Y nada… firmamos los dos un certificado que indicaba que yo había abandonado voluntariamente la fe católica, me lo selló y en cinco minutos estaba otra vez de tapas… esta vez sin poder cometer pecado de gula… 🙂

Era algo que yo quería hacer, y estoy muy contenta de haberlo conseguido tan fácilmente. Nadie de mi entorno lo entiende, pero yo creo firmemente que es algo que me pedía mi coherencia personal. Pienso enmarcar el certificado y colgarlo en mi casa jajajajajaja

Experiencia 4

Enviada por F.G.O. el 21 de septiembre de 2016:

Apostaté el 21 de Septiembre de 2016.

Inicialmente obtuve la Partida de Bautismo en la parroquia donde me bautizaron (dije que era para casarme en el extranjero, me la dieron al día siguiente y gratis) mas una fotocopia compulsada del DNI.

Después,llamé a la Archidiócesis de Granada (958 216 323), situada justo en frente de la Catedral de Granada, donde me dijeron que la persona a la que me debería de dirigir era Don Carlos del Rio, quien trabaja allí mismo de lunes a viernes a partir de las 11.30 de la mañana. Yo no pedí cita y me presenté directamente allí (es mejor pedir cita en el caso de algún día esté de reunión y no se presente).

Desde el recepcionista, pasando por el secretario y el mismo Don Carlos del Río me atendieron correctamente – yo desde el primer momento dije que quería apostatar.

Don Carlos del Rio estuvo serio pero cortés. Se le notaba cierto fastidio con el procedimiento aunque yo lo asimilo a que luego me comentó que el número de apostatas había crecido mucho en el último mes. Se le notaba la preocupación y es desconcierto.

Inicialmente me entregó un papel donde se enumeraban las consecuencias de apostatar, si no recuerdo mal:
– No poder tomar ningún sacramento (casamiento, etc)
– No poder ser padrino/madrina de bautismo/boda
– No poder pertenecer a ninguna cofradía o asociación religiosa
– No tener derecho a una misa cuando se fallezca, a no ser que en un último momento se muestre arrepentimiento sincero.

No me preguntó los motivos por los cuales quería apostatar, y eso que yo llevaba preparado un discurso con varios puntos a discutir.

Finalmente, me entregó el documento oficial donde se refleja mi renuncia formal a pertenecer a la Iglesia Católica, y me explicó los pasos a dar para revertirlo si en algún momento me arrepentía.

Por lo demás, todo muy fácil, sin trabas y gratuito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s