Diócesis de Jaén

Experiencia 1

Enviada por Francisco el 2 de marzo de 2016:

Mi experiencia ha sido en la diócesis de Jaén: sencilla y relativamente rápida. Primero, solicité la partida de bautismo en mi ciudad natal, Úbeda, perteneciente a la diócesis de Jaén. Una vez en mi poder (no me cobraron nada por el trámite), remití la solicitud de apostasía utilizando el modelo que habéis puesto a disposición en la página web. El envío lo hice mediante carta certificada con acuse de recibo. A los diez días, aproximadamente, recibí contestación del Vicario General de la Diócesis, en la que se me recordaban las consecuencias de mi solicitud y se me pedía que ratificara, de nuevo por carta, mi petición, dando por hecho que si no contestaba en el plazo de diez días desde la recepción de la carta el expediente quedaría cerrado.
Contesté inmediatamente, ratificándome, también mediante carta certificada y con acuse de recibo. A los 15 días recibí un oficio de remisión de la Notaria de la Diócesis de Jaén, dándome traslado oficial de la anotación realizada en mi partida bautismal, anotación que constata mi renuncia a la fe cristiana.
En definitiva, un proceso aproximadamente de un mes, con el único gasto de las dos cartas certificadas. En ningún momento tuve que desplazarme a la sede de la diócesis para nada.
Por cierto, la fecha de anotación en la partida bautismal, a partir de la cual se considera que he apostatado, es la fecha de mi solicitud inicial.

Experiencia 2

Enviada por Paloma el 20 de septiembre de 2016:

Mi experiencia no ha sido ni sencilla ni rápida, tal vez porque he querido apostatar en verano y me ha tocado esperar las vacaciones de unos y de otros y esto me ha costado varios viajes tanto a mi parroquia como al obispado. Lo único sencillo fue hacer una fotocopia de mi DNI y presentarme en comisaría para que la compulsaran. Después bajé a por una fotocopia de mi partida de bautismo (primeros de julio), primero me dijeron que tardaría porque el párroco estaba de vacaciones y luego me llamaron una semana después diciendo que no encontraban mi partida, a pesar de que les dí la fecha exacta. Tras tres semanas sin dar señales de vida decido llamar y me comentan que el párroco vuelve a estar de vacaciones, les insistí y al día siguiente la tenían lista, me cobraron 10 euros por ella. Pues esa misma mañana subo al obispado y me comentan que no se puede hacer en el momento porque quien se encarga de esto está de vacaciones, por ello les dejo los papeles necesarios y mi teléfono. A las dos semanas recibo una carta donde me explican las consecuencias que tiene para mi apostatar y que si no me ratifico en un plazo de diez días pararían en proceso de mi apostasía. Me vuelvo a presentar en el obispado para ratificarme (finales de septiembre) y entonces la notaria del tribunal eclesiástico me redacta una carta que envían ellos a mi parroquia para que el párroco anote en el margen de mi partida mi abandono de la fe, firmo esa carta y tras tres semanas me envían una carta donde certifican que el abandono de la fe ya esta anotado en mi partida de bautismo

Experiencia 3

Enviada por Julio el 2 de noviembre de 2016:

para mi no fue demasiado dificil, aunque cuando yo mande mi peticion de apostasia, me mandaron un carta diciendome que si era consciente de lo que hacia y que si no tenian noticias mias en un plazo de 10 dias, omitirian la peticion. con lo que mande de nuevo toda la documentación expedida y en plazo de ventitantos dias recibi mi apostasia.
A la semana de enviar la documentación no pare de llamar por telefono a vicaria fudicial para saber como iba la tramitación.

Experiencia 4

Enviada por Rocío el 3 de octubre de 2018:

Me bauticé en un pueblo de Jaén (Huelma) y el párraco me puso algunas trabas para darme la partida de bautismo. Me hizo un interrogatorio de 3er grado acerca de por qué la solicitaba (no le di ninguna respuesta concreta, también se puede solicitar para casarte en otra Iglesia p.e., yo simplemente le dije que ya no vivía allí y quería tenerla conmigo por si en algún momento la necesitaba). Decidí no decirle abiertamente en ese momento que era para solicitar la apostatía porque sabía que me pondría aún más trabas. Me citó como en 10 días o más, porque estaba muy ocupado decía, y el día que quedamos simplemente me dio la partida de bautismo y me pidió 8 euros por la misma. Yo le dije que como no me comentó que tuviera coste no llevaba nada de efectivo en ese momento (por no decirle que en el dinero que le cobró a mi madre por bautizarme por el coste ya debería incluir el precio de la partida), y el me contestó que a ver si podía acercarse alguien a pagársela otro día, o yo misma otra vez que acudiera al pueblo. Así que al final no me costó nada la partida de bautismo. Después me descargué la solicitud de apostatía de esta página web, la rellené y la llevé con una fotocopia del DNI compulsado (no hay que hacer cola ni pedir cita, solo vas a la oficina de policía con la fotocopia ya hecha y tu DNI, y en 5min te la compulsan) al Obispado de Jaén. Me tomaron datos, al mes me enviaron una carta a casa en la que me pedían que ratificara que tomaba esta decisión libre de cualquier tipo de coacción, contesté con un folio tipo declaración jurada en el que decía algo así: “Yo, Rocío…., con DNI….., declaro solemnemente que solicite apostatar libre de cualquier tipo de coacción…. Firmado a día…, en Jaén: (firma)”. Tienes que contestar a esta carta en 10 días, sino se anula la solicitud. Tardaron un mes porque realicé el tramité en agosto y estaban de vacaciones, sino habrían tardado mucho menos. Y después en 15 días me enviaron el documento que acredita que abandoné la Iglesia. También debería de tardar menos en esto, llamé para ver porque se retardaban y me dijo el Tribunal que no era su culpa, sino que el párroco de Huelma no les enviaba la documentación pertinente, y que lo habían llamado ya varias veces, la última de ellas llamándole la atención por la dilación indebida.
Así que en general puedo decir que mi experiencia ha sido buena, ha sido totalmente gratuito, el Obispado de Jaén bastante efectivo y el personal muy amable, y lo único que retrasó el proceso fue el párroco de Huelma, que hizo todo esto más engorroso. Pero aún así no es tan complicado como la gente me decia, espero que esta opinión sirva para animar a los indecisos. Si queréis hacerlo, ¡adelante! De veras, no es tan complicado como seguramente os han dicho, y totalmente gratuito.

Anuncios